APRUEBAN DIPUTADOS REFORMA LABORAL

AGENCIAS.-Tras la aprobación en lo general y lo particular del dictamen de reforma laboral que modifica cinco legislaciones en materia de justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva, el Pleno de la Cámara de Diputados analizó reservas hechas a 104 artículos que presentaron 50 legisladores, entre ellos del PAN, PRD, PRI, MC y PT.

En lo general, el dictamen obtuvo 417 votos a favor, uno en contra y 29 abstenciones. Así, quedan asentadas modificaciones a la Ley Federal del Trabajo, a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, a la Federal de Defensoría Pública, del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y del Seguro Social (IMSS).

El documento también establece disposiciones legales con la reforma constitucional en materia de justicia laboral publicada el 24 febrero de 2017 y con diversos tratados internacionales, como el Convenio del 98 de la OIT, suscritos por el Estado mexicano, que amplían y protegen los derechos humanos de los trabajadores.

Otros acuerdos son los Convenios 87, el capítulo 19 del Tratado Integral y Progresista de Asignación Transpacífico y el anexo 23 del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que aún debe ser ratificado.

Este dictamen, de acuerdo con Manuel de Jesús Baldenebro, presidente de la Comisión de Trabajo, derivó de 14 iniciativas de diputados federales y una senadora, entre septiembre de 2018 y abril de 2019. Además, otras cuatro fueron de Morena, dos del PAN, dos del PRI, tres del PES, dos del PT y una de MC.

Entre los cambios de mayor relevancia en beneficio de los trabajadores, de acuerdo con el legislador de Encuentro Social, está la desaparición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje que dependen de los Poderes Ejecutivos federal y estatales, para crear los tribunales laborales que formarán parte de los Poderes Judicial federal y estatales, respectivamente.

“Se crea el Fondo del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral para atender lo relativo a los contratos colectivos y asociaciones sindicales. Se fortalece la democracia sindical con los ejes de rendición de cuentas y transparencia. Se establece el proceso de selección de líderes sindicales sujetos al voto personal, libre, directo y secreto”, indicó.

Además, se advirtió que quedan fuera las brechas por género, violencia e inequidad salarial y se atiende y regula el régimen de los trabajadores del hogar.

En la votación de los artículos reservados —la mayoría fueron desechados para su discusión—, el documento, de más de 600 páginas, obtuvo 258 votos en pro, 67 en contra y 18 abstenciones.

La discusión de la reforma comenzó después de las 13:00 horas y concluyó a las 21:03 horas. Ahora, el documento será revisado y analizado para realizar posibles cambios.

Para el PRI, la reforma deriva de un gran acuerdo y destacó que “por primera vez en nuestro país contaremos con un Centro Nacional de Conciliación y Registro Laboral como órgano descentralizado, responsable de otorgar los registros sindicales, con la garantía de que no intervendrán los empleadores o el gobierno, dando cumplimiento al Convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”, así lo dijo Isaías González Cuevas.

Además, indicaron en el tricolor, hay nuevas reglas en materia de contratación colectiva, a partir de la importancia de garantizar que las trabajadoras y los trabajadores en el país conozcan los contratos colectivos y estén de acuerdo con ellos.

Ahora, la reforma pasa al Senado para su ratificación.

TRABAJADOR A O B; NEGOCIACIÓN O JUICIO.  La aprobación a la ley laboral en la Cámara de Diputados es apenas el prólogo de un proceso que se avisora largo y complejo. Hay temas como los llamados apartados A y B, que regulan el tipo de contrataciones y que han vivido un vacío legal en el propio gobierno federal desde hace muchos años.

En el caso de los organismos públicos descentralizados se ha cuestionado que su régimen sea a partir de nombramientos, cuando en realidad podrían caber perfectamente en los incisos de la Ley que prevén un contrato en forma para quienes laboran allí. Eso implicaría varias discusiones más como, por ejemplo, si en esas instancias podría haber derecho a organizaciones sindicales similares a lo que se ha vivido en el Gobierno del Distrito Federal y si los derechos a recibir ciertas prestaciones mayores deben persistir o extinguirse.

Más aún, la resolución de controversias entre trabajadores y empleadores está llegando a un parteaguas: la posibilidad de que un asunto laboral terminara en una mesa de conciliación (negociándose con el gobierno como árbitro) o en un tribunal propiamente dicho, resultaba también bastante arbitraria. Todos estos temas, ahora están a debate.

PUNTOS RELEVANTES

●  Se establece el proceso de selección de líderes sindicales sujetos al voto personal, libre y directo como parte de la democratización de los sindicatos.

● Desaparecen las Juntas de Conciliación y Arbitraje que dependen de los Poderes Ejecutivos federal y estatales, para crear los tribunales laborales.

● Garantiza la no intervención de los empleadores o el gobierno, dando cumplimiento al Convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

● Establece acuerdos del capítulo 19 del Tratado Integral y Progresista de Asignación Transpacífico y el anexo 23 del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que aún debe ser ratificado.