ESTUDIANTES CON PROBLEMAS DE VISIÓN SON APOYADOS CON TELEVISIONES DE CIRCUITO CERRADO

AGENCIAS.- Estudiantes con discapacidad visual reciben equipamiento para facilitar su educación y tengan un futuro mejor. Sight Savers América, una organización sin fines de lucro que tiene como objetivo ayudar a los niños a realizarse exámenes de la vista, con anteojos y otros cuidados oculares necesarios, proporcionó a cuatro estudiantes televisores de circuito cerrado (CCTV) que les ayudarán a completar sus tareas escolares y realizar actividades cotidianas.

Un CCTV es un amplificador de video que puede proporcionar ayuda para una amplia gama de necesidades visuales. El dispositivo a menudo puede costar entre dos mil y cuatro mil dólares, por lo que en la mayoría de los casos están fuera del alcance de muchas familias.

“Estos niños a menudo tienen este equipo en la escuela, pero no lo tienen en casa, así que cuando regresan a su hogar, tienen que leer la letra impresa muy cerca de su cara, a veces hasta tocar su nariz”, dijo Jeff Haddox, director Ejecutivo de Sight. Savers América. “Cualquier cosa que la gente normal puede ver, queremos que estos niños  las vean”.

Los representantes de la organización ofrecieron capacitación en el Centro de Servicios Educativos Region One a cada estudiante y a sus padres sobre la mejor manera de utilizar los equipos en su hogar.