IMPERA LA CORRUPCIÓN EN AYUNTAMIENTO DE REYNOSA

 COMENTARIO EDITORIAL POR RENÉ MARTÍNEZ BRAVO

Entre un cúmulo de señalamientos de corrupción hacia el interior de la administración encabezada por Macaria Maki Ortiz, la población observa atónita la manera tan descarada en que se viene violando la ley desde el primer minuto en que la alcaldesa Chihuahuense tomó protesta como tal en Octubre del 2016.
Desde falsificaciones de firmas para otorgar nombramientos ilegales a funcionarios originarios de otras ciudades, hasta negligencias profesionales y en la función pública, y por supuesto un sin fin de acciones de corrupción en casi todos los departamentos, y todos consecuentados y hasta solapados por la primera autoridad y su gavilla.
La ciudad totalmente descuidada, pero funcionarios como el Contralor municipal, Alexandro De La Garza, la Secretaria de Finanzas Esmeralda Chimal, y hasta personas inhabilitadas para ser ejercer cualquier tipo de empleo o función en dependencias públicas como el llamado Sr. Bahena, que sin nombramiento de por medio, hace y deshace en el DIF municipal, con lo que siguen violando flagrantemente la ley.
Pero el respeto a la ley es lo que menos impera en este Ayuntamiento, lo sabemos, por lo que es difícil pedirle peras al Olmo.
Y fiel a la práctica de la corrupción, Doña Macaria Maki Ortiz, estará el día de hoy haciendo entrega de dos camionetas equipadas para el uso de Protección Civil y Bomberos, vehículos que ya tenían guardados hace aproximadamente cuatro meses, pero que se esperaron a “cacaraquear” en pleno tiempo electoral, costumbre que practican muy bien este grupo de simuladores.
Por supuesto que para tal ocasión, el coordinador de este departamento, el muy conocido Federico “Kiko Pipas” Pérez, ordenó que se pintara el cuartel de bomberos, por supuesto del color Azúl, para éste evento simulado de entrega de camionetas.
Claro que, para tan especial ocasión, estarán todos estrenando sus nuevos “Chalecos” comprados para lucirlos “bien paique”, deja tu, dicen que son chalecos comprados en 250 pesos más o menos por “el Fede”, pero que se los vendió a los empleados en 300, ganándose así su comisión de 50 pesotes por unidad, eso sí, cobrados en dos quincenas, pa que no sea tan pesado el pago. ¿Pero qué, acaso el municipio no es responsable de proveerles el equipo? Que raro!!!
Pero todo esto y más es “pecata minuta”, habló de desvíos de recursos, si mencionamos el gran escándalo que según algunos medios mencionan está por explotar en esta administración, si, se habla de que la Tesorería de la Federación, mediante una auditoría encontraron una cuenta externa por 186 millones de pesos, Maki tendrá que dar muchas explicaciones al respecto. Es ilegal, totalmente, tener cuentas no declaradas, y con tanto dinero…Y lo peor…de la Federación, veamos en que termina esta novela.