LO MÁS IMPORTANTE A 100 DÍAS DE AMLO

COMENTARIO EDITORIAL POR DR. JORGE A. LERA MEJÍA

Este lunes 11 de marzo, se cumplen los primeros 100 días de un nuevo gobierno qué desde su arranque el 1 de diciembre, un día sí y otro también, ha estado presente en los medios y en las principales redes, algunas veces anunciando y polemizando, otras polarizando, pero la mayor parte del tiempo mostrando un cambio cuantitativo y cualitativo de una nueva forma de gobernar. Como el propio Andrés Manuel López Obrador afirma hasta el cansancio “No es un cambio de Gobierno, es un cambio de Régimen”.

Para poder subrayar algunos de los muchos temas abordados por el hoy Presidente, me permito citar aquí, los principales programas sociales que ha estado atendiendo en sus 62 conferencias Mañaneras y en sus 60 giras por el interior de la República, que ha sido un amplio recorrido por el territorio repartiendo Becas que el señala como la forma de abatir la pobreza y la desigualdad.

Esta nueva ortodoxia política, algunas veces calificada por los críticos como Gobierno “Asistencialista Populista”, sin duda tiene a propios y extraños interesados en ver su desenvolvimiento al ser sin duda alguna, una esperanza que en México realmente se cambien las formas y el fondo del arte de gobernar, cumpliendo esperamos todos, que la “corrupción pública y privada de los mexicanos sea abatida”, ya que es el verdadero cáncer de nuestro atribulado país.

Algunos especialistas reclaman, de entrada, que esos apoyos deben ser acompañados de otro tipo de programas de corte productivo, para no caer en la tentación que la mayoría de la población pobre dependa cada vez más de apoyos asistencialistas y no sean motivados a realizar actividades de autoempleo y autogestión productiva. Se parte de la máxima que reza: “No des Pescado al hambriento, sino enséñale a Pescar”.

PRINCIPALES BECAS Y APOYOS:

JOVENES CONSTRUYENDO EL FUTURO: Es una iniciativa del gobierno federal qué a través de la Secretaría de Educación Pública, y el sector empresarial, tiene el propósito de brindar oportunidades de desarrollo a jóvenes que hasta ahora no han podido participar en los procesos educativos y productivos del país.

Este programa de inclusión social está dirigido a 2.3 millones de jóvenes entre 18 y 29 años que no estudian ni trabajan; será coordinado y operado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), por medio de la cual se les vinculará con Centros de Trabajo para que reciban capacitación y tutoría hasta por un año.

La STPS les otorgará una beca de 3,600 pesos mensuales y seguro de Enfermedades, Maternidad y Riesgos de Trabajo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) mientras permanezcan en el programa.

Las empresas, de manera voluntaria, se convertirán en tutores para que los jóvenes desarrollen o fortalezcan buenos hábitos de trabajo, competencias técnicas y habilidades para desarrollarse con éxito en la vida. Al finalizar el programa, los becarios obtendrán una constancia de capacitación que describe la formación recibida y las habilidades desarrolladas. La beca se otorga durante 12 meses, siempre y cuando cumplan

JÓVENES ESCRIBIENDO EL FUTURO: Es el plan de becas que está dirigido a estudiantes de hasta 29 años que asisten universidades públicas. Este programa tendrá como prioridad a jóvenes indígenas que vivan en condiciones de marginación y pobreza, así como en zonas de violencia. Se les, otorgará una beca de 2 mil 400 pesos mensuales de manera directa, a través de una tarjeta bancaria personalizada. El apoyo pretende alcanzar a 300 mil estudiantes.

FEDERALIZACIÓN DEL SISTEMA DE SALUD: Para federalizar el sistema de salud, se unificará la Secretaría de Salud (SSa), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el sistema de Salud de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Incluirá la reconstrucción de sistemas de salud con reparación de infraestructura, equipamiento de centros de salud y dotación de medicinas. La federalización tiene como objetivo que haya más médicos en las unidades de salud, que la atención médica y medicamentos se entreguen de manera gratuita. Se estima que en un lapso de dos años, la Secretaría de Salud tendrá bajo su mando la operación de todos los servicios de salud. Asimismo, se aumentarán los presupuestos del ISSSTE e IMSS. Ocho estados del sureste serán atendidos de manera prioritaria.

PENSIÓN UNIVERSAL ADULTOS MAYORES: La Pensión para Personas Adultas Mayores es un programa que dará un apoyo de 2 mil 550 pesos bimestrales a los adultos mayores de 68 años. En el caso de los indígenas, la edad para recibir el apoyo se mantendrá en 65 años. Como parte de dicho programa, podrán recibir la pensión incluso aquellos jubilados y pensionados por el IMSS y el ISSSTE, sin importar su nivel socioeconómico debido a que el programa es de carácter universal.

APOYOS A DISCAPACITADOS: El programa tiene como fin entregar 2 mil 550 pesos bimestrales a personas con discapacidad, sin límite de edad. El plan se enfocará prioritariamente en niñas, niños y personas de escasos recursos con discapacidad. La meta es beneficiar a un millón de personas.

Adicionalmente, este Gobierno tiene estrategias definidas como prioritarias, entre las que se destacan: Construcción del Tren Maya, Construcción del Aeropuerto de Santa Lucía, el Plan de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec. En Energía se ha propuesto: Plan de Rescate de Pemex, Programa Nacional de Electricidad, y el Plan Nacional de Refinación.

En Refinación se busca rehabilitar las refinerías de Minatitlán, Salamanca, Tula, Cadereyta, Madero y Salina Cruz. El principal proyecto es la construcción de la séptima refinería en el puerto de Dos Bocas, Tabasco. Dicha refinería contará con 17 plantas de proceso, 93 tanques y esferas, y un sistema de generación de energía autosuficiente. Con esta construcción se crearán 23 mil empleos directos y se proyecta que procesará 340 mil barriles de crudo.

Por último, este gobierno se planteó desde el arranque como un gobierno austero, por lo que propuso una Ley de Salarios máximos, donde nadie en el sector público pueda ganar más que el salario del Presidente (108 mil pesos), además, se propuso un Plan de Austeridad.

Plan de austeridad: La eliminación del pago de escoltas, asesores, viajes al extranjero, bonos, gastos médicos privados, seguro de separación individualizada y fideicomisos públicos; la incorporación de los funcionarios a los sistemas públicos de seguridad social; limitar el uso de vehículos oficiales; la disminución del 70% del personal de confianza y del 50% en el gasto de publicidad del gobierno; la prohibición de pensiones de retiro a expresidentes.

Entre muchos otros temas, este lunes seguramente escucharemos el Informe de los primeros 100 días, y se repetirán estos principios básicos del gobierno de AMLO…