POPULISMO O GOBIERNO PRAGMÁTICO

COMENTARIO EDITORIAL POR OSCAR ALDRETE GARCÍA

 Percepción ciudadana vs resultados reales en su administración pública; es la disyuntiva en la gestión gubernativa de Andrés López Obrador. Por un lado supuestos sondeos de opinión realizados en algunos estados del país, ubican un ascenso relevante en materia de aceptación ciudadana de 50% a cerca de 80%. Pero por otra parte, los problemas se multiplican en la nación. La inseguridad registra niveles históricos. Los 3 primeros meses han sido los más violentos en los últimos años. La reforma constitucional para instaurar La guardia nacional aún está en el proceso legislativo. En materia económica la expectativa de crecimiento para este año es del 1%. Es decir cero crecimientos. La inflación sigue estrangulando la débil economía de las familias mexicanas. La gasolina está aumentando, los productos de primera necesidad están a la alza, la corrupción sigue focalizada en el gobierno federal. El huachicol, Sedatu de Rosario Robles, en la CFE de Bartlett, Pemex de Lozoya, Romero Deschamps .etc. dan cuenta de ello. El confrontar el sentir social producto de una campaña mediática del presidente Obrador que exponencialmente a diario, marca la agenda nacional con noticias estrambóticas, y espectaculares y la ajustada realidad nacional nos invita a reflexionar que algo no está bien en la cultura política de los ciudadanos mexicanos. Los vaivenes en la errática conducción de las política públicas presidenciales son notorias. Por un lado el síndrome de Robin Hood atrapa a Andrés Manuel quitándole al rico y darle al más desprotegido, al menos en el discurso y por otro lado tiende puentes y alianzas con siniestros personajes que si algo hicieron fue ensañarse con los más pobres de este país… salvo su mejor opinión, pero en democracias avanzadas eso se llama incongruencia, simulación… __Casa en construcción: democracia sin demócratas. — la república requiere atención colectiva no caudillos populistas…