POR DAR VIDA ARRIESGAN LA SUYA

Por Nubia Rivera

REYNOSA, TAMPS.-Todos los días menores ponen su vida en peligro, pero no se trata de consumo de drogas o alcohol, sino de un embarazo a temprana edad que afecta negativamente en la salud tanto de la madre y el bebé, además de  la permanencia en la escuela, ingresos presentes y futuros, el acceso a oportunidades recreativas, sociales y laborables especializadas, sin dejar de mencionar el riesgo de adquirir una enfermedad de transmisión sexual.

De acuerdo al Gobierno Federal, en los últimos años el embarazo adolescente ocupa el primer lugar entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE).

En Tamaulipas el problema ha disminuido con prevención y diferentes acciones, pero Reynosa ocupa  el primer lugar con mayor número de nacimientos en menores de 20 años. Le siguen municipios como: Miquihuana, Tula, Nuevo Morelos, San Fernando, Bustamante, Padilla, González, Valle Hermoso, Río Bravo, Güemez, Ocampo y Nuevo Laredo.

La doctora Mary Martínez, responsable del Departamento Infancia y Adolescencia del Sector Salud en Tamaulipas, informó que en el 2017 se atendieron a 2 mil 271, de los cuales 61 fueron menores de 15 años.

“(Reynosa) es el Municipio con mayor población también, por eso seguimos trabajando en la prevención, con los padres que son el principal factor para evitar el embarazo a temprana edad”, dijo.

El Instituto Mexicano del Seguro Social, reportó que al mes de junio de este año, el Hospital General de Zona 15 en Reynosa, tiene un registro de 2 mil 352 bebés nacidos, lo que significa un promedio de 14 partos diarios: en este caso se atiende a los que tienen derechohabiencia, lo que significa un empleo formal y que cotiza.

En el caso del ISSSTE, se reportan una atención de 70 embarazadas, que de igual forma, sean o no menores, cuentan con derechohabiencia, la familia tiene trabajo formal y acceso al servicio médico gratuito.

Aproximadamente al año en el país ocurren 340 mil nacimientos en mujeres menores de 19 años.