SER CREATIVO EN TAMAULIPAS

COMENTARIO EDITORIAL POR OSCAR DÍAZ SALAZAR

Un dispositivo para apagar los automóviles desde el teléfono y una pulsera antisecuestro, son dos proyectos que realizaron los estudiantes del CONALEP Reynosa, que les permitió ganar una beca otorgada por el Banco Santander.

Tiempo atrás fue premiado otro grupo estudiantil de la localidad, en un certamen de innovación y creatividad, por el prototipo de una mochila escolar con blindaje para proteger al usuario, que sería un estudiante, pues para ese propósito se diseñó la mochila.

Noticias como estas me causan una confusión en los sentimientos, me dejan un agridulce sabor de boca. Que bien por los chavos del CONALEP que con estos éxitos contradicen a los que hacen mofa de la institución, con chistes o expresiones despectivas para la escuela formadora de técnicos y bachilleres de excelencia. Una escuela que permite a jóvenes de condición económica modesta, buscar la movilidad socioeconómica, con el trabajo y el saber como herramienta principal.

Pero qué triste que el talento, la inteligencia, la creatividad y la sensibilidad de nuestros jóvenes, se utilice para buscar instrumentos y mecanismos para protegernos de la maldad, para limitar el riesgo de sufrir agresiones, para atenuar daños y dificultades que no deberían existir, cosas que no deberían suceder.

Nuestros jóvenes, las nuevas generaciones, no están pensando en generar riqueza, hacer producir la tierra, mejorar nuestras viviendas, hacer más habitables y humanas nuestras ciudades, mejorar la forma como nos organizamos, hacer más justas nuestras relaciones; No, lo que ocupa sus pensamientos es la forma de sobrevivir, de cuidarnos, de protegernos de la maldad, de escondernos.

Tengo fe en los jóvenes, aunque de ese segmento de la población sean la mayoría de los victimarios – víctimas del crimen organizado, que hoy causan miedo, odio y desprecio entre la población.

De los jóvenes, de las nuevas generaciones, de sus reflexiones y sus desiciones, debe surgir quien (es) empuñen la espada para desatar el nudo gordiano que conecta y amarra a los responsables de la anarquía que hoy padecemos.

¡Felicidades a los estudiantes y maestros del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica, plantel Reynosa!